No me come: alimentación forzada y conflictos

No me come: alimentación forzada y conflictos

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

Uno de esos “grandes temas” de la crianza sobre los que he cambiado radicalmente mi concepción previa es la alimentación de los hijos. Confieso que hasta hace pocos años creía que era necesario, para educar convenientemente a los hijos en lo que alimentación se refiere, obligarles o forzarles para que coman lo que se les pone sobre la mesa, toda la cantidad que se les pone y a la hora a la que se les pone. Ahora veo con enorme claridad que estaba muy, muy equivocado.

Los adultos solemos imponer a los niños qué, cuánto y cuándo deben comer. A partir de esta premisa, en muchos casos aparecen en el hogar problemas (algunos de gravedad) relacionados con la comida que afectan profundamente a la relación con nuestros hijos en ese momento tan cotidiano y habitual de cada día. Se suele escuchar entonces en boca de los padres la famosa expresión: “mi hijo no me come“. Una frase que, casi sin que reparemos en ello, esconde al mismo tiempo el origen y la solución del problema. Seguir leyendo

Resistencia ante el impulso de pegar (en hijos y padres)

Resistencia ante el impulso de pegar (en hijos y padres)

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar Experiencias

“He estado indagando en el motivo de que mi hijo pegue y hay varias causas. Una de ellas en el cole. Sale muy violento del cole a diario, porque allí juegan pegándose. Y con 20 niños en clase, las profes no dan más de si. Yo alguna vez le he dado algún azote, hace mucho que ya no lo hago, se me escapó alguno instantáneo cuando la hermana era muy bebe y la hacía daño intencionadamente. Es que ni lo pensaba, me salía automático, era como un instinto de protección. Luego lloraba yo y me arrepentía, pero claro, el daño ya estaba hecho. Y a lo mejor él siente que si a él le puedo pegar, él puede pegar a la hermana.” — Miriam

Me produce mucha tristeza que en algunos colegios permitan que los niños jueguen pegándose. Comprendo que para un único docente controlar a 20 o 25 niños simultáneamente puede ser muy difícil, pero esto no viene a ser más que un indicador más de que algo no está funcionando bien en las escuelas. Obviamente, “jugar” pegando influirá de algún modo en el niño. Pero ni siquiera en ese caso un niño emocionalmente equilibrado mostraría tendencia a querer pegar a su hermana. Debe haber algo más en su interior que le hace sentir la “necesidad” de hacerlo. Seguir leyendo

3 pasos para mantenerte en calma cuando tu hijo no lo está

3 pasos para mantenerte en calma cuando tu hijo no lo está

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

Ver a tu hijo ansioso, y particularmente si esa ansiedad está dirigida hacia ti, es la experiencia más emocionalmente perturbadora que hay. Espontáneamente aparecen pensamientos salvajes, sin ningún tipo de control, sobre un desastre épico. La rabia, las dudas sobre ti mismo y otros sentimientos destructivos nublan rápidamente tus pensamientos. ¿Y si pudieras arreglártelas para dejar esos pensamientos a un lado y, en un sentido análogo a la meditación, concentrarte en el momento, en recordar cómo respirar? Eso te ayudaría a centrarte en tu hijo, y en la situación inmediata en lugar de las implicaciones globales“. — Claudia Gold

Cuando tu hijo se muestra rebelde, da golpes o, simplemente, está ansioso o descontrolado, es natural que en nosotros cunda el pánico. Caemos en la “lucha, huida o bloqueo” porque lo sentimos como una emergencia. Y si la angustia de nuestro hijo está dirigida hacia nosotros, entonces parece como si se convirtiera en el enemigo. Seguir leyendo

Crianza con apego cuando uno de los padres no está de acuerdo

Crianza con apego cuando uno de los padres no está de acuerdo

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

Buenas tardes. Lo primero darte las gracias por tu desinteresada a la par que utilísima información que reflejas en cada uno de tus artículos. Me animo a escribirte sobre un tema que me inquieta y es cuando en una familia uno de los padres es más partidario de una educación autoritaria que el otro, e incluso piensa que la educación con apego es sobreprotectora y no prepara al niño para el mundo real. ¿Qué hacer ante tal distanciamiento en entender la educación? ¿Como gestionarlo con la pareja para que no le afecte a los hijos? Gracias.” — Gustavo

Naturalmente, unos padres que comparten los mismos criterios acerca de la crianza de sus hijos tendrán, en general, un mayor éxito en su empeño, lo que repercute directamente, como es lógico, en el equilibrio emocional y social del niño. Pero, ¿qué ocurre cuando los progenitores tienen diferencias en su forma de abordar la crianza? ¿es posible criar de forma positiva o respetuosa a un hijo cuando uno de sus padres no está de acuerdo en esta manera de educar? Seguir leyendo

Niño bueno, niño malo

Niño bueno, niño malo

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

A las personas nos gusta etiquetar a los demás. “María es inteligente y astuta“, “Manuel es terco“, “Ese niño es muy inquieto“. Más que gustarnos, el etiquetado social desempeña una función adaptativa en el ser humano: nos sirve para crear nuestros esquemas sobre los demás, los cuales son útiles para poder predecir su conducta de un modo muy “económico” (no necesitamos más que unos pocos datos para crearlos). Si a Pilar la considero una persona responsable porque es muy trabajadora, no sólo esperaré de ella que no desatienda su trabajo en la oficina, sino que además esperaré que también sea una persona responsable en su hogar y con sus amigos. Seguir leyendo