Resistencia ante el impulso de pegar (en hijos y padres)

Resistencia ante el impulso de pegar (en hijos y padres)

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar Experiencias

“He estado indagando en el motivo de que mi hijo pegue y hay varias causas. Una de ellas en el cole. Sale muy violento del cole a diario, porque allí juegan pegándose. Y con 20 niños en clase, las profes no dan más de si. Yo alguna vez le he dado algún azote, hace mucho que ya no lo hago, se me escapó alguno instantáneo cuando la hermana era muy bebe y la hacía daño intencionadamente. Es que ni lo pensaba, me salía automático, era como un instinto de protección. Luego lloraba yo y me arrepentía, pero claro, el daño ya estaba hecho. Y a lo mejor él siente que si a él le puedo pegar, él puede pegar a la hermana.” — Miriam

Me produce mucha tristeza que en algunos colegios permitan que los niños jueguen pegándose. Comprendo que para un único docente controlar a 20 o 25 niños simultáneamente puede ser muy difícil, pero esto no viene a ser más que un indicador más de que algo no está funcionando bien en las escuelas. Obviamente, “jugar” pegando influirá de algún modo en el niño. Pero ni siquiera en ese caso un niño emocionalmente equilibrado mostraría tendencia a querer pegar a su hermana. Debe haber algo más en su interior que le hace sentir la “necesidad” de hacerlo. Seguir leyendo

3 pasos para mantenerte en calma cuando tu hijo no lo está

3 pasos para mantenerte en calma cuando tu hijo no lo está

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

Ver a tu hijo ansioso, y particularmente si esa ansiedad está dirigida hacia ti, es la experiencia más emocionalmente perturbadora que hay. Espontáneamente aparecen pensamientos salvajes, sin ningún tipo de control, sobre un desastre épico. La rabia, las dudas sobre ti mismo y otros sentimientos destructivos nublan rápidamente tus pensamientos. ¿Y si pudieras arreglártelas para dejar esos pensamientos a un lado y, en un sentido análogo a la meditación, concentrarte en el momento, en recordar cómo respirar? Eso te ayudaría a centrarte en tu hijo, y en la situación inmediata en lugar de las implicaciones globales“. — Claudia Gold

Cuando tu hijo se muestra rebelde, da golpes o, simplemente, está ansioso o descontrolado, es natural que en nosotros cunda el pánico. Caemos en la “lucha, huida o bloqueo” porque lo sentimos como una emergencia. Y si la angustia de nuestro hijo está dirigida hacia nosotros, entonces parece como si se convirtiera en el enemigo. Seguir leyendo

¿Significa la crianza respetuosa dejar a los niños hacer lo que quieran?

¿Significa la crianza respetuosa dejar a los niños hacer lo que quieran?

Crianza respetuosa Equilibrio personal y familiar

¿Es que no hay un momento ni lugar para que un padre o madre se muestre, simplemente, “al mando”? Muy a menudo, y especialmente en la actualidad, con este nuevo enfoque, hace prácticamente lo que le da la gana… No quiero que mi hijo sea un maleducado incontrolable.” — Amber

Con frecuencia, los padres se confunden con la crianza positiva o respetuosa. Creen que si dejan de castigar a su hijo éste hará lo que le venga en gana. Pero pensar de este modo significa asumir que únicamente existen dos opciones: ser permisivo o ser punitivo. ¿Es posible estar a la altura de tus expectativas y, al mismo tiempo, ofrecer a tu hijo apoyo y comprensión? Seguir leyendo

Mi primera “rabieta”

Mi primera “rabieta”

Crianza respetuosa Experiencias

Hace unos días, mi pequeño tuvo lo que podría considerar como primera “rabieta” (aunque me gusta más llamarlo frustración incontrolable). Estaba en la cocina pasándoselo pipa abriendo y cerrando cajones, orquestando con las caceloras, persiguiendo a los perros… cuando reparó en que uno de sus principales objetos de diversión a escala interestelar, la lavadora, estaba en funcionamiento.

Qué tendrá la lavadora, que apasiona por igual a bebés, gatos y monedas de un céntimo. Cuando mi vástago era algo más pequeño se divertía con las funciones más básicas e inocuas del aparato en cuestión: que si ahora quiero esta colada en modo “Skin care” (que digo yo, si no activas este modo, ¿la ropa irá progresivamente degradando tu piel? pero esto es otro tema…), que si 1200 RPM me parecen muchas para esta colada, que si te recomiendo el planchando fácil… Seguir leyendo

No llores

No llores

Crianza respetuosa

Lo escucho constantemente. “No llores”, “¡Pero si eso es una tontería! No llores por ello”, y otras variantes con el mismo mensaje. En ocasiones la solicitud del progenitor abandona la calma para pasar a la amenaza o al castigo: “Como sigas llorando te quedas sin ir al ‘burger'”.

¿Qué tiene el llanto del niño que nos causa la necesidad de extinguirlo, por el medio que sea y por los argumentos que sean? Desde un punto de vista biológico estamos genéticamente programados para responder ante el llanto de nuestros hijos (en especial las madres, pero también puede ocurrir en los padres) a nivel fisiológico (variaciones del ritmo cardíaco, conductividad de la piel). Aunque estos efectos se van mitigando a medida que el niño crece, probablemente como fruto de la habituación, nunca llegan a desaparecer del todo. Seguir leyendo